Qué hacemos

1) Formación permanente del grupo
de teatro.

La formación contempla en su estructura cuatro ejes:

· El oficio de actor, es decir la formación y entrenamiento específicamente teatral, con contenidos y técnicas cada vez más amplios y más complejos, coordinados por la actriz, docente y directora teatral Gabriela Otero.
Desde el comienzo el grupo El Brote se organizó alrededor de la producción artística teatral, diferenciándose así de la modalidad de funcionamiento de un taller de Arte-Terapia en tanto se plantearon como ejes la formación y la producción teatral. La formación como actrices y actores de sus integrantes por un lado, y la conformación como grupo de teatro independiente por el otro, organizado alrededor de la producción de sus obras. Se busca un nivel de entrenamiento en el oficio teatral y el desarrollo de códigos compartidos en la tarea, orientada a la producción de obras con nivel profesional, y cuya dramaturgia parte de la investigación en poéticas surgidas de la singularidad de sus integrantes. Las obras de El Brote, de creación colectiva, construyen su identidad arraigada en las realidades vividas por los actores. Mediante un lenguaje poético singular, que incluye giros irreverentes, atorrantes, propios del teatro popular, sus obras plantean al mismo tiempo una profunda reflexión política, filosófica y social.
· La capacitación como animadores socio-culturales que se consolida a través de la realización de distintos proyectos, con la incorporación de nuevas herramientas de promoción comunitaria.
Desempeñándose también como animadores comunitarios, los actores se constituyeron en multiplicadores de proyectos de integración social a través del arte con sectores excluidos. En especial con jóvenes de sectores populares quienes encontraron en los actores un testimonio vívido de que es posible el cambio.
· La Asamblea grupal, espacio de reflexión del grupo de teatro, coordinada por la psicóloga social Teresa Naón, donde se revisan los procesos y se analizan las dificultades y conflictos que puedan estar perturbando la tarea grupal con una voluntad superadora. Se trazan objetivos para el año, valorizando la participación activa de cada integrante en el proyecto, fortaleciendo el desarrollo de un pensamiento crítico y la tarea compartida. El grupo como espacio de aprendizaje de los vínculos, de interjuego entre la singularidad y la socialización en los distintos niveles: subjetivo, intersubjetivo, organizacional y comunitario. En la relación con otros y la tarea, el sujeto va enriqueciendo y modificando sus esquemas previos para producir una acción transformadora hacia sí mismo y hacia el entorno. Parte del trabajo de la Asamblea es el seguimiento constante del funcionamiento cotidiano de los actores, como por ejemplo sus relaciones familiares, el seguimiento de sus controles psiquiátricos con sus terapeutas del Servicio de Salud Mental, la asistencia periódica al médico clínico, seguimiento de su alimentación, higiene, vivienda y todas las medidas necesarias para su bienestar buscando fortalecer sus posibilidades de reinserción en la comunidad y desarrollo de las capacidades intelectuales y artísticas que no están afectadas por su enfermedad.
· El taller de canto grupal, coordinado por el músico y docente Hugo Barrionuevo, que tiene como objetivo que cada uno encuentre su propia voz, su forma de expresarse, en un conjunto. Ese taller existe con continuidad desde los comienzos del grupo El Brote.
En el inicio se trabajaba de manera más puntual, con más profundidad y desarrollo de los elementos que componen la música, también se experimentaba con distintas propuestas, ideas como: ritmos con objetos, texturas vocales, ostinatos, canciones etc.
Luego algunas de estas producciones fueron usadas en las obras de teatro.
En los últimos años surgió el tema del canto, la necesidad de hacerlo, entonces el taller se orientó hacia esta práctica. Actualmente el canto es la actividad central. Se busca desarrollar el canto propio, el de cada persona, el expresar o expresarse. La idea de este canto es la integración y el disfrute. De este taller surgió el proyecto musical de tango que se detalla más abajo.

2) Creación, ensayos, producción y presentaciones de distintas obras teatrales que investigan en el desarrollo de una poética propia.

3) Realización de giras.

4) Presentación de escenas disparadoras y funciones de obras de teatro con debate,
para promover la reflexión compartida sobre problemas sociales emergentes. Para poner el teatro al alcance de sectores que habitualmente no tienen acceso. Dirigidas a instituciones educativas, sociales y de salud, organizaciones barriales y comunitarias, colectivos sociales, etc.

5) Talleres de Reflexión a través del Arte
con alumnos y docentes de escuelas públicas, alrededor de temáticas como discriminación, violencia y proyectos comunitarios, a partir de técnicas de Animación Sociocultural y Teatro del Oprimido.

6) Capacitación en teatro y animación socio-cultural desde una pedagogía de la convivencia
para referentes comunitarios, trabajadores sociales y de salud. Capacitación específica para jóvenes y adultos que se incorporan al grupo El Brote como colaboradores y replicadores.

7) Seminarios de iniciación al teatro para jóvenes.

8) Trío musical de El Brote
integrado por Stella Maris Restucia (Actriz y cantante de El Brote), Graciela Novellino (Cantante) y Hugo Barrionuevo (Guitarrista). Idea y Coordinación: Graciela Novellino y Hugo Barrionuevo. Selección de repertorio, ensayos, grabación y edición de CDs. Presentaciones en vivo del trío.

9) Proyecto Audiovisual
“No está loco quien pelea” Docuficción. Protagonistas: Gabriela Otero, Guillermina Ormeño, Elina Nahueltripay, Stella Maris Restucia, Natividad Sacur, y Ramón Gandolfo. Dirigido por Néstor Ruggeri, Escrito por Gabriela Otero, Guión de Gabriela Otero, Néstor Ruggeri. Tutor: Carlos Echeverría. Producción de Tatiana Cannistraci. FB: No está loco quien pelea

10) El cuerpo de una poética oral: Amores sin trampas.
Realización del primer libro de autora de Guillermina Ormeño, con textos recopilados por Gabriela Otero en la oralidad de la práctica escénica y el acompañamiento en la elaboración del material y la escritura de nuevos textos por parte de Marcela Saracho.

11) Gestión, programación y administración de la Sala de Teatro Social El Brote.

12) Organización de Eventos y Jornadas.

13) Participación en políticas públicas
en torno a: DDHH, derechos de las personas con discapacidad, cultura, medioambiente, etc.

14) Participación en la Red Argentina de Arte y Salud Mental.